Juego para beber: El Vikingo

Juego para beber: El Vikingo

Del catálogo de juegos para beber que posee MedioMilón, El Vikingo es uno de los pocos que requiere de bastante agilidad mental, coordinación y trabajo en equipo.

Por este motivo, si lo que buscas es encender cualquier juerga, éste es una excelente opción.

¿Cómo jugar El Vikingo?

Algo que recomendamos previo a su ejecución es que lo juegues con mínimo seis personas.

  1. Imagínense que son unos aguerridos vikingos a borde de una embarcación. Aquí, los equipos de remo están conformados por tres personas, así que si uno de los tres no rema en la dirección correcta, el bote naufragará y ustedes se ahogarán (pero en trago, en otras palabras, tendrán que tomar).
     
  2. Los participante deben sentarse formando un círculo y cada uno tiene que enumerarse (hacia la derecha) de la siguiente manera: vikingo 1, vikingo 2, vikingo 3 ... así sucesivamente dependiendo de la cantidad de jugadores. Digamos que en este ejemplo son 10 participantes, es decir, 10 vikingos.
     
  3. El vikingo #1 es quien inicia. Éste debe poner sus manos alrededor de sus sienes, a manera de cuernos, y agitándolos debe decir: "vikingo vikingo #1, llamando a vikingo vikingo XX", o sea, nombrar a otro vikingo.
     
  4. Mientras el vikingo #1 realiza el llamado, el vikingo #2 (que está a su derecha) tiene que remar hacia su lado derecho y el vikingo #10 (sentado a la izquierda) hace lo mismo, pero hacia la izquierda.
     
  5. El número que indica el vikingo #1 es el siguiente participante que debe repetir el proceso, al igual que sus compañeros laterales. Por ejemplo: "vikingo vikingo #1, llamando a vikingo vikingo # 6". En este caso, el vikingo #6 debe repetir la frase, mientras que los vikingos #7 y #5 tienen que remar hacia sus lados. 
     
  6. Si uno de los tres vikingos que participa en esta acción se equivoca, el trío debe tomar.

Si quieren ganar, imiten al vikingo de rojo. Si quieren perder, solo miren al de negro.