10 reglas de oro para preparar un buen cóctel

10 reglas de oro para preparar un buen cóctel

Como profesionales del mundo laboral, estamos conscientes de que un buen trabajo requiere como mínimo algo de conocimiento básico sobre la profesión.

En el mundo de la coctelería, por ejemplo, necesitas saber las bases para preparar tragos. Nosotros los llamamos "las 10 reglas de oro de la coctelería": un decálogo de normas que nos evitará cualquier desastre en su ejecución.

10 reglas de oro de la coctelería

1. Buena calidad. Todos los ingredientes que se usen en la elaboración de un cóctel (licores, zumos o frutas), deben ser de primera calidad, y preferible, natural -tratemos de evitar los compuestos artificiales-. Productos de esta clase, en la cantidades específicas, mejoran el sabor de la composición.

2. Contenido y recipiente son elementos fundamentales. Cada receta está pensada para obtener sabores, olores y colores armónicos. Por eso, el modelo de copa o vaso que se indique en la receta debe ser el que usemos. Cada bebida se sirve en un recipiente determinado, lo que permite medir la cantidad exacta de acuerdo con la graduación de todos los elementos. 

3. El orden de los factores sí altera el producto. Esto no es una suma: aquí, si no sigues las combinaciones con atención, arruinarás tu cóctel. Debes mezclar en el orden indicado y en la medida exacta. Hay que medir y contar las gotas, chorritos y cucharadas que se van a añadir.

4. Poner hielo a todos los cócteles. Siempre, salvo que se indique lo contrario. La función del hielo, además de enfriar la bebida, es suavizar el alcohol, fusionar los licores y realzar la forma. Pero se debe utilizar con precisión, ya que si es mucha la cantidad, el cóctel se licua, baja su graduación y esto afecta al sabor.

5. El hielo se utiliza una sola vez en cada preparado. Si vamos a preparar dos cócteles diferentes, no es recomendable utilizar el mismo hielo. También es preferible que esté hecho con agua mineral y no del grifo, pues este último suele contener cloro.

6. Utensilios de plata o de acero inoxidable. Tanto la coctelera como los demás utensilios de bar y coctelería que vayamos a usar, deben ser de esos materiales. Otros metales despiden un sabor desagradable sobre las bebidas alcohólicas.

7. Colar el cóctel antes de servirlo. Si la receta no dice lo contrario, debemos hacerlo para que se vierta el hielo o la pulpa del zumo. Para ello, no olvides usar el colador de coctelería.

8. Preparar el vaso o copa del cóctel. Antes de mezclar los ingredientes en la coctelera, debemos dejar preparado el vaso o la copa donde vamos a servir la bebida. Además, como consejo: cuando se trata de una bebida fría, enfría la cristalería antes de servirla. Esto mantendrá el cóctel frío por mucho más tiempo.

9. El batido de la coctelera es fundamental. Debemos agitar con movimientos enérgicos y uniformes. 

10. Remover con delicadeza. A la hora de remover el cóctel, debe hacerse con delicadeza. Algunas bebidas, debido a su gran fusión, han de ser removidas con mucha suavidad.