Ericka

Receta de Empanadas de Viento

Ericka
Receta de Empanadas de Viento

Uno de los clásicos manjares de la región sierra ecuatoriana son las empanadas de viento. En realidad consisten en empanadas fritas con queso y cebolla blanca que lo suelen servir con azúcar espolvoreada.

El nombre de esta receta ecuatoriana proviene de su misma cocción: al momento de freírlas, se inflan y da la impresión de que hubiera "viento" en su interior. Además, en ciertos lugares de la sierra te lo sirven en presentación gigante. Por lo que una será suficiente para su degustación.

Aquí te dejamos la receta de estas deliciosas empanadas ecuatorianas.

Empanadas de Viento

Ingredientes para la empanada

En el supermercado existen los discos de empanadas preparados y listos para freír. Puedes comprarlos en caso de que no tengas tiempo, o no sepas cómo hacer la masa.

  • 15 discos medianos
  • ½ libra de queso desmenuzado (Tú eliges: mozzarella, fresco, quesillo)
  • 1 cebolla blanca picada
  • Sal al gusto
  • Azúcar al gusto
  • Aceite 

O si prefieres hacer la masa:

  • 1 lb. de harina de trigo
  • 1 cdta. de polvo de hornear
  • 1/4 taza de mantequilla
  • 1 ½ taza de agua
  • ½ de sal.
  • 1 cdta. de azúcar en caso de que prefieras la masa dulce

Preparación

Masa

  • En un recipiente coloca la harina, la sal, el polvo de hornear, el azúcar (opcional) y procede a mezclar con las manos.
  • Luego agrega la mantequilla y continua mezclando.
  • Añade un poco de agua para continuar mezclando, y a medida que necesites anda agregándole poco a poco. La idea es obtener una masa suave y compacta, pero no pegajosa. En caso de que se te haya pasado la mano de agua (masa pegajosa), puedes añadirle un poquito de aceite. O por el contrario, si la masa está muy seca, añádele agua.
  • Una vez tengamos la masa compacta, continúa amasando por unos 5 minutos.
  • Finalmente deja reposar la masa durante un hora y a temperatura ambiente. Para ello, déjala en el bowl y tápala con un paño de cocina, o bien con plástico de cocina.

Empanadas

  1. En una superficie plana, espolvorea harina.
  2. Coloca la masa en la superficie, y con un rodillo, extiéndela hasta obtener una capa fina de la masa.
  3. Para formar los discos puedes ayudarte de la parte superior de un vaso, o bien utilizar moldes de masa. Tú eliges el tamaño que desees.
  4. En el centro de los discos coloca la mezcla de queso desmenuzado con cebolla blanca picada.
  5. Cierre el disco con la mezcla en el interior. Un buen truco para que selle bien es mojar con agua los bordes del disco y luego proceder a cerrarlo. Luego ayúdate con un tenedor para sellarlo aún más. Finalmente, puedes realizar unos dobleces con las manos para terminar de cerrarla correctamente.
  6. Preparados todos los discos, llévalos a la refrigeradora por una hora más.
  7. En un sartén coloca abundante aceite -que cubra la mitad de las empanadas al freírlas-.
  8. Cuando esté caliente, procede a sumergir las empanadas y freírlas hasta que queden doraditas. Aproximadamente te tomará un minuto por lado. ¡Cuidado se te quemen!
  9. Una vez freídas, sácalas y colócalas sobre un plato con papel de cocina. La idea es que el papel absorba la grasa de la empanada.
  10. Finalmente espolvorea azúcar sobre las empanadas.
 
 

¿Con qué disfrutar estas empanadas ecuatorianas?

Es bastante común acompañarlas con un cafecito en las noches, o con un jugo por las mañanas. 

Incluso, sirve como entrada para esas reuniones familiares, o como pequeño brunch es reuniones con amigos.