¿Cuánto tipos de cerveza existen?

Existe una gran variedad de estilo de cerveza alrededor del mundo y se pueden diferenciar por los diversos ingredientes que se usan y según el país en el que se fabriquen.

Algunos de estos ingredientes son las maltas, el agua, levaduras propias de la zona y lúpulos.

Aparte, también dependiendo del país, se pueden usar ingredientes especiales según sea la costumbre en dicha zona. Esto hace que exista una infinidad de estilos de cerveza.

Pero a nivel mundial, existen ciertos tipos de cerveza principales.

Las dos familias de cervezas más grandes que hay son las que usan a la levadura como su ingrediente diferencial: estas son las ales y las lagers que usan levadura del tipo Saccharomyces Uvarum, Saccharomyces o Carlsbergenesis.

El segundo grupo de cerveza usa las levaduras Saccharomyces y Cerevisae.

Ver también:

Los principales tipos de cerveza

Aquí te nombraré los ocho principales tipos de cervezas que existen:

Cervezas Ale

Las Ale, son lo contario de las Lagers, ya que son de una fermentación mucho más elevada. Esto quiere decir que la fermentación se origina de la superficie del fermentador.

Por lo general, se fermentan a temperaturas que rondan los 19 grados, la duración de este proceso es corta, pues se toma de entre 5 a 7 días.

Pero a este proceso le sigue una segunda ronda que tiene como meta disminuir la turbidez.

Estas cervezas están elaboradas con una gran cantidad de lúpulo, además posee un elevado contenido de alcohol.

Debes tener presente que estos son solo rasgos generales, ya que, como seguramente sabes, las cervezas Ale son sencillamente una bebida fermentada con levadura ale.

Claro que se les puede dejar con una consistencia más o menos fuerte dependiendo de las cantidades de malta y de lúpulo que se le agreguen.

Esta es una de las cervezas que más se consumen en Australia, Estados Unidos, Reino Unido y las colonias británicas, y por lo general no se sirve muy fría como en el caso de las Lagers.    

Cervezas ale

Cervezas Lager

Estas son las bebidas que usan en la parte baja del fermentador levadura lager.

Por lo general, requiere temperaturas bajas y tiempos extendidos en su proceso de fermentación. Es muy común que una cerveza Lager tenga que fermentar por lo menos, unos 10 grados. Sin embargo, en ocasiones puede estar por debajo de los 5 grados y tomarse entre uno y tres meses.

A causa de que se necesitan bajas temperaturas para el proceso de fermentado, esta cerveza solo se puede elaborar en la época de invierno o en su defecto, en una nevare o cámara frigorífica. 

Por lo general, las lagers son una bebida con una cantidad mínima de lúpulo, son de un cloro esclarecido y con una graduación un tanto baja que oscila entre los 3,5 y 5%.

La gran mayoría de las cerveza que se consumen en España, bien sea de botellines, latas o cañas, son de la familia de las Lagers. Esta se suele servir bien fría.

Asimismo, no existe alguna regla en específico que dicte el tipo de malta que se debe usar en una cerveza lager. Sin embargo, es muy común que esta lleve un porcentaje alto de malta clara y poco o simplemente nada de la caramelizada o tostada.

En repetidas ocasiones, también es normal que se le agregue a la preparación un tanto de malta de trigo.

Entre las lagers que más se conocen están las siguientes:

  • Pilsner
  • La Spezial.
  • La Dortmunster
  • La Schwarzbier
  • La Vienna
  • La mayor parte de las Bocks. En realidad estas son una familia de cervezas aparte que veremos después.
Cervezas lager

Cervezas de trigo

Las cervezas de trigo son toda una rama, y es tienen una gran importancia sobre todo en Australia.

Se elaboran parcialmente o en su totalidad de malta de trigo, su color es un tono claro y poseen una graduación baja. Estas son fermentadas con levadura Ale.

Una de las más conocidas es la weisse beer, de la cual existe una similar, y también muy buena, en Berlín.

Cervezas de trigo

Las Bock

Son propias de Alemania y son de tipo lagers como ya mencionamos antes. Suelen ser muy ricas en malta tostada lo que les da un color un tanto oscuro.

De estas se origina una hermosa espuma de color blanco, sin duda alguna, una característica distintiva de esta bebida     

Las Bocks deben beberse con mucha cautela ya que, por lo general, tienen más del 7% de contenido de alcohol. Existen algunas de estas, como es el caso de la Eisbock, que se congelan con la intención de deshacerse de las partes de hielo que no tienen alcohol, pero esto en realidad lo que hace es incrementarlo.

Al contrario del resto de las cervezas oscuras, de las que hablaremos más adelante, las Bock no suelen ser muy lupulosas. Además, se caracterizan por su distintivo sabor a malta y un poco de dulzor.    

Cerveza tipo bock

Pale Ale

Las Pale Ale son toda una familia de cervezas que poseen un tono claro. Están elaboradas con pequeñas cantidades de malta tostada.

Sin embargo, no dejes que te engañe el color, estas bebidas suelen llevar una cantidad elevada de lúpulo, esto quiere decir que tienen mucho sabor, de hecho, algunas pueden llegar a ser amargas.

En este grupo podemos destacar la IPA, las cuales son cervezas con un alto contenido de alcohol y ricas en lúpulo.

Por otra parte, también podemos mencionar la English Bitter, que ha llegado a ser la favorita de los Pubs de Inglaterra, y no es de extrañar, ya que es magnífica.  

Cerveza pale ale

Dark Ales

Pale Ale, es una frase que se traduce Ale pálida. Así que es natural pensar que si existen las pálidas, también debe haber las que son oscuras.

Y efectivamente, las Dark Ales, son las  Porters y las Stouts, las cuales describiremos en breve.

Cervezas Belgas

Entre las que son pálidas y las de color oscuro existe toda una categoría que proviene de Bélgica. Estas son cervezas que tienen un sabor intenso que, además, contienen una alta dosis de lúpulo, pero con el fondo endulzado que le da las maltas de crystal y ámbar. El color, por lo general, viene marcado con los tonos rojos, sin embargo, existen Ales belgas que suelen ser totalmente rubias.

De este grupo podemos destacar la Ámbar o Flamenca, la Trapense y la cerveza Abadia. Todas estas contienen un alto contenido alcohólico que supera del 6 al 7%. No obstante, es el Barley Wine, o también conocido como vino de cebada, la bebida que se lleva el récord en alcohol.

Estas cervezas están hechas con cantidades colosales de malta, teniendo como resultado una cerveza con bastante cuerpo y graduaciones de alcohol que rebasan los 10%l. La Barley Wine fue hecha para beberla en copas de menor tamaño, algo así como si estuviéramos tomando vino.

Cervezas Stout

También se le conoce como cerveza negra en España. Esta es una bebida bastante oscura, está elaborada con una porción alta de malta tostada y caramelizada, además, contiene una buena cantidad de lúpulo. Estas cervezas se caracterizan por tener una textura cremosa y espesa con un sabor dulce y un aroma bastante fuerte a malta.

Dentro de las Stout hay varias subcategorías, de la cuales podemos mencionar la Imperial Stout, que se destaca por tener una concentración de malta altísima lo que le otorga un alto grado de alcohol después de que se fermenta.

Por otra parte, están las cervezas que destacan por el tipo de malta que predomina en ellas, como la Milk Stout, Coffee o Chocolate.

Ponter  

Para muchos amantes de las cervezas, las Ponter son más del tipo Stout, solo que más potentes y oscuras. Por otra parte, hay quienes piensan que estas también se pueden contar en la categoría de las Ale, ya que tienen un color precioso y bastante lúpulo.

Cervezas dark ale

También te interesa: Guía del maridaje con cerveza



OTRAS PUBLICACIONES: