Guía de copas para vino: Tinto, blanco, rosado, espumante

Escoger la copa de vino correcta puede llegar a ser una tarea complicada, sobre todo si no eres un aficionado del vino y no sabes qué criterios debes tomar en cuenta.

Por esta razón a continuación te daremos algunos consejos y hablaremos un poco sobre las copas para vino con el objetivo de que sepas cuál elegir según el tipo de bebida.  

Ver también:

¿Por qué es importante que sepas elegir bien el tipo de copa?

Según los expertos que llevan años trabajando en la industria del vino, este no se puede tomar en cualquier recipiente, copa o vaso.

Esto se debe a que según el tipo de copa que uno escoja se puede vivir una experiencia totalmente distinta y única.

Años atrás era muy fácil diferenciar entre las copas para el agua, la del vino tinto y la del vino blanco. Además, se sabía que las copas de cristal eran una mejor elección que las de vidrio.

Sin embargo, las industrias de copas de cristal se han enfocado últimamente en crear copas que mejoren tu experiencia a la hora de catar y degustar vinos.     

Ver también: Guía de vasos para tomar cerveza

Tipos de copas para vinos

¿Por qué la copa de vino debe ser de cristal?

Porque el cristal contiene una cantidad de arena más alta que la del vidrio.

Esto permite que sea mucho más poroso, lo que hace posible que el vino se pueda impregnar mejor en la superficie del recipiente, de tal manera que se pueda sentir y disfrutar mucho más sus sabores y aromas.

Por otra parte, al ser un material más fino, conserva bien la temperatura, evitando que incremente el calor. Esto es muy importante a la hora de tomar vino, bien sea blanco o tinto.

Además, el cristal tiende a ser más inocuo, esto quiere decir que otros sabores y aromas no traspasan el cristal, sino que más bien potencian el sabor propio de la bebida que se tenga en ese momento.   

Asimismo, el cristal también posee una transparencia prístina; esta es una característica esencial para que se pueda observar bien el color del vino.

Copa de vino de cristal

El color de vino, más que todo en los tintos, nos permite percibir la edad de la bebida, ya que cuando el vino es joven, el tono de este es más rojo azulado. Por otra parte, si es rojo ladrillo o naranja, el vino es más viejo.  

Ahora bien, en el caso de los vinos blancos, todo dependerá de si la bebida esta oxidada por el tiempo o no. Por ejemplo, los chardonnay tienen un tono muy dorado, mientras que los sauvignon blanc son de color blanco verdoso y de amarillo pálido.

Tipos de copas para vinos

Conocer los diferentes tipos de copas para vinos te permitirá hacer la mejor elección para degustar cada uno de los sabores. 

Copas para vino tinto

Los dos tipos de copas más usados para servir el vino tinto provienen de Borgoña y Burdeos  (Burgundy).

La copa de Burdeos tiene más altura, pero el tazón es de menor tamaño. Esta fue diseñada especialmente para aquellos vinos que tienen más cuerpo, como por ejemplo un Cabernet Sauvignon o Merlot.

La altura que tiene esta copa hace posible que el vino vaya de forma directa a las partes posterior de la boca y de esta manera se pueda maximizar el sabor.

Generalmente, las copas de vino tinto son más grandes que las que se utilizan para servir el blanco, lo que permite que se pueda detectar los aromas sumergiendo la nariz en el tazón.

Por otra parte, los sabores y los aromas que son más complejos en los vinos tintos requieren de una copa que tenga un espacio en la superficie mucho más grande, de tal manera que el vino logre entrar en contacto con el aire.

Aparte de esto, las copas de Borgoña son para aquellos vinos que tienen un cuerpo más ligero, uno de estos puede ser el Pinot Noir, un vino elegante y clásico.

Copas para vino tinto

Copas para vino espumante

La copa que se usa para tomar el vino espumoso o espumante tiene forma de flauta. Es de apariencia alargada y estrecha, esto le permite retornar la carbonación y que pueda capturar el sabor del vino.

Al probar un buen vino espumante podrás notar el juego que hacen las burbujas. 

Este tipo de copas existen en cuatro diferentes presentaciones o formas: flauta estrecha, flauta alta, semi flauta y copa. De estas puedes escoger la que mejor se acomode a tu estilo y gusto.

Por otra parte, algunos expertos opinan que no es necesario utilizar las copas flautas, sino más bien las copas que se emplean para servir vino blanco.

Utilizar una copa de vino blanco para servir uno espumoso te permitirá sentir más los aromas. Sin embargo, las copas flautas fueron diseñadas de tal manera que potencien las burbujas en el vino y se pueda disfrutar al máximo.

Copas para vino espumante o espumoso

Copas para vino blanco

Una de las copas clásicas que se usan para servir el vino blanco es una que tiene forma de U y es más recta que la que se usa para servir vino tinto.

El que tenga esta apariencia hace posible que pueda mantener a temperatura fresca el vino, y esto, como de seguro ya sabes, es muy importante a la hora de apreciar sus virtudes.   

Por lo general, los vinos blancos deben estar siempre muy bien refrigerados para que se puedan percibir sus aromas y su crujiente frescura.

Normalmente, en el mercado se pueden encontrar diversos tipos de copas para servir el vino blanco, tú puedes escoger la que mejor te guste según sea tú sepa, región o estilo de la bebida.   

Por ejemplo, la copa que se utilizan para servir el vino que está más maduro es más recta y alta. Esta forma le permite dispensar el vino en la parte posterior de la lengua y a los lados, de tal manera que se pueda degustar los sabores que son más audaces.  

Copa de vino blanco

Copas para vino dulce

Por lo general, los vinos dulces se brindan con el postre. Asimismo, hay distintos tipos de vinos dulces, aunque existe la regla inalterable de que el postre tiene que ser menos dulce que el vino.

Las copas de vino dulce deben ser más pequeñas, esto permite que el vino se dirija zona posterior de la boca, de tal manera que la persona no se sienta abrumada por el vino.    

Es muy común que los vinos dulces contengan un grado de alcohol más alto que el de los demás tipos de vinos.

Así que una copa pequeña va muy bien para degustar una pequeña porción de la bebida.

Copas para vino dulce


OTRAS PUBLICACIONES: