Birra Nursia, una cerveza artesanal elaborada por monjes

Birra Nursia, una cerveza artesanal elaborada por monjes

El auge de la cerveza artesanal está trascendiendo fronteras, y al parecer, también creencias.

Un grupo de monjes benedictinos que residen en el Monasterio Di San Benedetto, en el centro de Italia, son los creadores de Birra Nursia, una fábrica de cerveza artesanal, en cuyo catálogo están dos tipos de chelas de estilo belga: una rubia y una oscura, con un contenido de alcohol del 10%.

Quizá la noticia sorprenda a muchos no creyentes, pero para esta comunidad de monjes, la elaboración de este producto logra llegar a los alejados de la religión.

"Para quienes no piensan ni de lejos ir a misa, visitar el monasterio [para obtener la cerveza] ofrece la oportunidad de entrar en contacto con los monjes y obtener un beneficio espiritual, aunque no lo estuvieran buscando", indica el padre estadounidense Benedict Nikavoff, director de la cervecería Birra Nursia y viceprior del monasterio.

Imagen obtenida del sitio web de Birra Nursia.

Según Nivakoff, Birra Nursia comenzó a fabricarse en el 2012 con tres finalidades: 1) contribuir a la autosuficiencia del monasterio, pues según la Regla de San Benito, el monje debe vivir del trabajo; 2) reforzar los vínculos con la comunidad; y 3) llegar a quienes no profesan la religión.

Pero la puesta en marcha de este emprendimiento no fue al azar. Detrás de ella estuvo otro monje americano: el Padre Cassiam Folsom, quien fundó esta comunidad benedictina en 1998 y que es actualmente su Prior.

De acuerdo a Folsom, antes de embarcarse en esta exitosa empresa tuvo que investigar y estudiar el mercado de la cerveza artesanal; recorrido que incluyó visitar distintas cervecerías trapenses a lo largo de Bélgica (donde la fabricación de cerveza en los monasterios ya lleva siglos) para ver cómo esa actividad no interrumpía la vida comunitaria y de oración.

Imagen obtenida del sitio web de Birra Nursia.

Actualmente, Birra Nursia tiene un gran éxito en Europa, y está dando sus primeros pasos en América. 

En abril pasado, las dos variedades de Birra Nursia llegaron al mercado estadounidense, y los clientes ya pueden obtener ambas cervezas a través del sitio web del monasterio.

¿Quién no querría probarla? Si hasta los monjes benedictinos lo hacen.

"Tenemos estándares muy altos, por lo tanto, todo lo que no cumple con ellos termina en nuestra mesa", dice -entre risas- el padre Benedict con respecto al consumo de su propia cerveza artesanal.

Imagen obtenida del sitio web de Birra Nursia.